Evaluación de 18 estrategias que utilizan los adolescentes para afrontar sus problemas.

Prueba de autoinforme que permite la evaluación de forma precisa de 18 estrategias diferentes de afrontamiento (Buscar apoyo social, Concentrarse en resolver el problema, Esforzarse y tener éxito, Preocuparse, Invertir en amigos íntimos, Buscar pertenencia, Hacerse ilusiones, Falta de afrontamiento, Reducción de la tensión, Acción social, Ignorar el problema, Autoinculparse, Reservarlo para sí, Buscar apoyo espiritual, Fijarse en lo positivo, Buscar ayuda profesional, Buscar diversiones relajantes y Distracción física).

Su aplicación estimula la reflexión sobre las estrategias de afrontamiento que emplea y sus conductas, por lo que puede ser empleada tanto como técnica de evaluación como de intervención individual o grupal en clínica u orientación. Por su diseño, puede ser el propio evaluado quién se aplique, corrija e interprete sus resultados como herramienta de análisis y reflexión.

La prueba está concebida para que pueda responderse tanto de forma inespecífica (pensando cómo afronta su problemas en general) como específica (cómo aborda un problema concreto que le preocupa especialmente o que el orientador, tutor o clínico quiere tratar).

Aplicación: Individual y colectiva.
Tiempo: 10 minutos aproximadamente.
Edad: De 12 a 18 años.

AutorE. Frydenberg y R. Lewis
AdaptadoresJ. Pereña y N. Seisdedos (Dpto. I+D+i de TEA Ediciones).
ACS, Escalas de afrontamiento para adolescentes
$4.095,00
Cantidad
ACS, Escalas de afrontamiento para adolescentes $4.095,00

Conocé nuestras opciones de envío

Evaluación de 18 estrategias que utilizan los adolescentes para afrontar sus problemas.

Prueba de autoinforme que permite la evaluación de forma precisa de 18 estrategias diferentes de afrontamiento (Buscar apoyo social, Concentrarse en resolver el problema, Esforzarse y tener éxito, Preocuparse, Invertir en amigos íntimos, Buscar pertenencia, Hacerse ilusiones, Falta de afrontamiento, Reducción de la tensión, Acción social, Ignorar el problema, Autoinculparse, Reservarlo para sí, Buscar apoyo espiritual, Fijarse en lo positivo, Buscar ayuda profesional, Buscar diversiones relajantes y Distracción física).

Su aplicación estimula la reflexión sobre las estrategias de afrontamiento que emplea y sus conductas, por lo que puede ser empleada tanto como técnica de evaluación como de intervención individual o grupal en clínica u orientación. Por su diseño, puede ser el propio evaluado quién se aplique, corrija e interprete sus resultados como herramienta de análisis y reflexión.

La prueba está concebida para que pueda responderse tanto de forma inespecífica (pensando cómo afronta su problemas en general) como específica (cómo aborda un problema concreto que le preocupa especialmente o que el orientador, tutor o clínico quiere tratar).

Aplicación: Individual y colectiva.
Tiempo: 10 minutos aproximadamente.
Edad: De 12 a 18 años.

AutorE. Frydenberg y R. Lewis
AdaptadoresJ. Pereña y N. Seisdedos (Dpto. I+D+i de TEA Ediciones).